Efemérides

¿Qué problemas debieron enfrentar San Martín y sus hombres durante el cruce de los Andes aquel enero de 1817?

Soportaron  grandes cambios de clima. La sensación térmica se agudiza con la altura. De día el sol es muy fuerte y se llega a temperaturas de más de 30 grados y durante la noche el viento helado, con mínimas de 10 grados bajo cero, pude llevar al congelamiento. La altura promedio es de 3000 metros, lo que provocó en muchos hombres fuertes dolores de cabeza, vómitos, fatiga e irritación pulmonar. Un problema era el transporte del agua. No había dinero para comprar cantimploras y se resolvió usar cuernos de vaca para fabricar recipientes individuales para cada soldado. Se dice que alguno que otro llevaba más de un cuerno, uno con agua y otro con agua… ardiente o vino para combatir el frío.

San Martin tenía sus pasatiempos en esta travesía. Le gustaba mucho jugar al ajedrez y era muy difícil ganarle. Había practicado desde chico en sus diversos destinos militares y tuvo la ocasión de enfrentar con éxito a grandes jugadores. Tocaba muy bien la guitarra y en ciertas ocasiones, cuando los avatares de la guerra lo permitían, daba improvisados conciertos para sus “compañeros del Ejército de los Andes”, como él los llamaba. En España había tomado clases de guitarra con el gran concertista y compositor Fernando Sor.

Finalmente:  ¿De qué color era el caballo blanco de San Martín?. El libertador, como el resto de la tropa, cruzó los Andes en burro y en mula porque los caballos no resisten las condiciones de la cordillera. Según parece don José nunca usó un caballo blanco, ni siquiera en el combate de San Lorenzo donde montó un zaino que fue muerto en la lucha, cayendo al piso y aplastando la pierna del entonces Coronel, de donde fue liberado por el sargento correntino Cabral.

Publicado el 29 de enero, 2013 | Por | En la categoría Efemérides

Diseño web por SiteFun