La Batalla de Maipú

(5 de abril de 1818)

Luego del cruce de los Andes y del triunfo de Chacabuco, los criollos pudieron entrar a Santiago de Chile, y los realistas se refugiaron en el sur del país con la intención de reagrupar fuerzas. Enterado San Martín que los realistas recibirían refuerzos, dio orden a O´Higgins de que se uniera a sus fuerzas, en el norte. A principios de 1818, arribó el general realista  Mariano Osorio, quien derrotó a los patriotas en Cancha Rayada. Este revés, obligó a San Martín a reformular su estrategia. En diez días se reorganizó el ejército y se lo desplegó en el valle del Maipo, en las cercanías de Santiago. El 5 de abril de 1818 las fuerzas patriotas del ejército unido formado por tropas argentinas y chilenas al mando de San Martín obtuvo un sonoro triunfo sobre el ejército real bajo las órdenes de Osorio. Militarmente, la batalla de Maipú es considerada un ejemplo de estrategia y táctica por el aprovechamiento que se dio de los movimientos previos y posteriores a la batalla, el excelente empleo que se dio a las armas y el uso de la reserva para atacar al enemigo por su punto más débil. Sin embargo, el daño irreparable a la moral realista fue mayor. Se abría, así, aunque azaroso y lleno de dificultades, el camino para la consolidación de la independencia de América del Sur.

Diseño web por SiteFun