Efemérides

29 de enero de 1823

Según la tradición sanmartiniana el 29 de enero de 1823, al pie del paso del Portillo (hoy Manzano Histórico) San Martín de regreso del Perú, se encontraba con el coronel Manuel Olazábal quien, en conocimiento de su llegada a Mendoza, había salido a su encuentro para recibirlo. El monumento “Retorno a la Patria” (obra del escultor argentino Luis Perlotti, que fuera erigido entre 1949 y 1950) recuerda aquel emotivo encuentro y es un símbolo eterno de la grandeza y humildad del Gran Capitán.

El Manzano Histórico trasunta al hombre que logra vencerse a sí mismo, aquel que renunciando a todo poder, honores y riquezas decide autoexcluirse voluntariamente de la vida pública, pues al decir de sus propias palabras: “Presencié la declaración de la independencia de los estados de Chile y del Perú, existe en mi poder el estandarte que trajo Pizarro para esclavizar el imperio de los Incas, y he dejado de ser un hombre público; he aquí recompensado con usuras diez años de revolución y guerra. Mis promesas para con los pueblos en que he hecho la guerra están cumplidas: hacer su independencia y dejar a su voluntad la elección de sus gobiernos… mi existencia misma la sacrificaría antes de echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición… “

El hombre que había decidido la suerte de estados opulentos vuelve sin más afán y ambición que descansar en su ínsula cuyana luego de tantos años de sacrificios y desvelos. En ésta, su última travesía del cruce del coloso andino, montado en una mula zaina, cubriendo sus sienes un guarapón de paja de Guayaquil (sombrero aludo) y cubierto su cuerpo cansado por un chamal (poncho chileno), símbolos casuales de su “Patria grande americana”, se representa la magnitud de su gesta independentista.

Publicado el 29 de enero, 2013 | Por | En la categoría Efemérides

Diseño web por SiteFun